radiofrecuencia“La cirugía mínimamente invasiva (MIS) irá ocupando paulatinamente un espacio en la estabilización de lesiones metastásicas vertebrales con la intervención multidisciplinaria de oncólogos, radioterapeutas, neurocirujanos, ortopedas y epidemiólogos”, según Antonio Martín Benlloch, jefe de la Unidad de Columna del Servicio de Traumatología del Hospital Doctor Peset, de Valencia.

Durante su intervención en una jornada sobre cirugía mínimamente invasiva organizada por el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao (Murcia), Martín ha subrayado que estabilizar lesiones metastásicas en columna, bastante frecuentes en cánceres avanzados de mama, pulmonar y renal, sirve para reducir el daño tisular y obtener beneficios clínicos (menor pérdida de sangre, de morbilidad, de analgesia y de hospitalización, así como más facilidad para retomar la actividad diaria). Y junto a la efectividad del tratamiento recalca el beneficio socioeconómico derivado de prolongar el tiempo de funcionalidad de los enfermos.

“El potencial de mejoría inmediata y a medio plazo del dolor, así como el mantenimiento de la función y calidad de vida en pacientes con metástasis vertebral sintomática, debe tenerse en cuenta para la selección de candidatos a técnicas quirúrgicas miniinvasivas, y más en los últimos años en que va decreciendo la tasa de mortalidad por cáncer”. Otra ventaja es que no interfieren en el resto de tratamientos que suele llevar el paciente con cáncer (quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia…), al contrario de lo que ocurre con la cirugía convencional, que requiere tiempos de espera para cicatrización y suele presentar más complicaciones.
“Además, la MIS cambia la visión de estos pacientes con enfermedad avanzada, con un abordaje multidisciplinario de las metástasis en la columna, que forman parte de la evolución de la enfermedad oncológica”, ha recalcado Antonio Martín.

Para Teresa Bas, jefe clínico de la Unidad de Raquis del Hospital La Fe, de Valencia, la cirugía miniinvasiva es “una opción muy buena para ofrecer a los pacientes con metástasis vertebrales, siempre contando con los oncólogos y los radioterapeutas, que además de reducir el dolor puede evitar lesiones neurológicas, lo que conlleva una mejora ostensible de la calidad de vida”.

Bas ha explicado a DM que en La Fe se ha constatado la eficacia de la MIS en pacientes muy seleccionados durante los últimos dos años. “Sobre todo, es una técnica muy prometedora porque los tratamientos oncológicos prolongan cada vez más la supervivencia. Creo que tendremos pacientes que podrán vivir muchos años con metástasis, frente al concepto antiguo imperante de no operar a los pacientes que las tuvieran”. En el hospital valenciano utilizan la cirugía MIS especialmente en metástasis múltiples vertebrales, en pacientes que además pueden tener metástasis de pulmón y hepáticas y que seguirán con su tratamiento oncológico.

El estadio de la metástasis no importa para abordar su estabilización con cirugía miniinvasiva como tratamiento paliativo de las alteraciones mecánicas de la columna vertebral. El proceso está indicado sólo cuando la expectativa de vida del paciente supera los tres meses. Según José Ramón Fernández Mariño, traumatólogo de la Unidad de Columna del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, el tratamiento de las metástasis vertebrales “es controvertido y depende de factores locales y sistémicos, de la extensión y naturaleza del tumor, del estado del paciente y de su capacidad inmunológica”.

Opciones terapéuticas
Entre las opciones terapéuticas menos agresivas, Fernández señala el refuerzo vertebral percutáneo con vertebroplastia (VP) o cifoplastia (CP) como indicación para pacientes no candidatos a cirugía convencional, alto riesgo de morbilidad, osteolisis grave y la esperanza de vida mayor de tres meses. Las contraindicaciones serían pacientes asintomáticos o que responden bien a tratamientos médicos (aunque en algunos estudios se ha visto que la MIS más radioterapia supera en eficacia a cada una de estas terapias por separado), infección, coagulopatía no corregible o diátesis hemorrágica, y déficits neurológicos progresivos, junto a otras contraindicaciones relativas.

Fernández ha subrayado la inexistencia de estudios randomizados y de control que comparen la eficacia de la VP versus CP en estos procedimientos. Parece que la CP restaura mejor la altura de la vértebra y provoca menos fugas, pero es más cara y compleja.

Autor: Pilar Laguna | dmredaccion@diariomedico.com

Cirugía MIS : Las metástasis vertebrales pueden estabilizarse con cirugía MIS

Tiempo aprox. de lectura: 3 min